14 abril 2010

Diga el débil, Fuerte Soy! "Orar por nuestros hijos"

Lecturas:click here
Mujer orando
Esta sección es para las mujeres, madres, esposas, hermanas, compañeras, amigas. Mujeres que viven con el tic tac de su reloj marcando cada paso, pero que en medio de sus debilidades logran experimentar la vida tomadas de la mano con Dios.

Mirando la película «Poema de Salvación» me encontré con Carmen, el personaje que interpreta la figura materna de Pablo Olivares. Una mujer que fundó su casa sobre la roca, pero como no es de extrañarnos vinieron ríos y vientos sobre ella.

Como es sabido por todos entre madres e hijos los vínculos de unión no son solo físicos, también son espirituales. Y es que Dios ha dado autoridad especial para las madres con respecto a la cobertura de ellas para con sus hijos. No me refiero con esto a los regaños o a las reprensiones normales que en un momento dado todas nos vemos en la necesidad de ejercer.

Me refiero a la autoridad que tenemos de parte de Dios al momento de interceder ante El por nuestros hijos.

Se de madres que al igual que Carmen han atravesado por valles de sombras al verlos hundirse en la oscuridad del pecado, o al verles desvanecerse tras las garras de una enfermedad. Mujeres que han derramado sus corazones ante la presencia del Señor esperando una respuesta, que han pasado días, meses y hasta años sin notar ningún cambio aparente.

Por eso, quiero decirles a esas madres que oran por sus hijos, que a pesar del cansancio y la desesperación antes las circunstancias no dejen de orar, crean que la bendición ya viene en camino. Que el Señor en su fidelidad no les permitirá afrontar más de lo que puedan soportar.

Recomiendo puedan fortalecerse a través de libros maravillosos que serian de gran aporte para cada una según sea su situación. Recomiendo con toda seguridad títulos como:


Estos son Libros que sin duda alentaran tu espíritu y renovaran tu fe. Se que no es tarea fácil mantenerse en pie, cuando todo a nuestro alrededor se tambalea, viendo como los sueños que hemos atesorado por años en el corazón de nuestros hijos se desvanecen, pero también se y creo en la palabra del Señor cuando dice que tiene pensamientos de bien y no de mal para nosotros a fin de que tengamos esperanza.

Uniendo esfuerzosYo creo en el poder de la oración y se que la oración cambia las cosas. Seria de gran bendición tener tu petición por tus hijos aquí y juntas estaremos inquietando los aires con las rodillas dobladas.

Espero tus comentarios y tus peticiones de oración, y recuerda si justo ahora faltan tus fuerzas, Diga el Débil ¡Fuerte Soy!



Entradas relacionadas

5 comentarios:

  1. Aunque no soy mujer, pero si padre, creo también en el poder de la oración que hacen los padres por sus hijos. Esa autoridad espiritual (y se proyecta en los fisico) que Dios nos ha dada sobre nuestros hijos, si la ejercemos juntos podemos ver resultados extraordinarios.

    Para que las situaciones cambien sobrenaturalmente en nuestras familias, debemos enfocarnos en buscar la solucion en el reino de los cielos, ese que gobierna el Rey de Reyes y Señor de Señores Jesucristo.

    No dejes de orar por tus hijos, no guardes esa bendición que Dios te ha entregado en tus manos, nadie tiene tanta autoridad sobre ellos como tu, usala, descargala sobre ellos, no se va a terminar el suministro de poder en tus bodegas porque en el reino de los cielos no se conoce la palabra escaces.

    ResponderEliminar
  2. Que bendicion Saber que aunque las fuerzas falten Dios esta alli para darnos de su poder y fortalez......
    Dios Siga bendiciendo su ministerio hermana Angelica.
    Y nos sigan dando MINUTOS DE PAZ

    ResponderEliminar
  3. Felicidades,tomo esto como respuesta a mis orciones contar con un equipo capaz de hacer grandes cosas para Dios.
    Bendiciones y recuerden no somos de los que esperan que las cosas ocurran.Sino de los que hacemos que ocurran.
    Pastor: MIGUEL ANGEL DIAZ COSENZA.
    EXITOSSSSSSS

    ResponderEliminar
  4. Angélica, no he visto la película, pero me identifico mucho con esa madre, y conozco el poder de la oración, recuerdo una vez que oraba por mi hombre-fuerte como siempre le he dicho a mi hijo, y durante el tiempo cuando sus amigos eran más importante par él y yo sentía mucho temor por su vida, Dios me llevó a un texto bíblico que dice: Tus hijos son para bendición y desde entonces el temor desapareció y hoy disfruto a plenitud de esa bendición.

    Sigue usando tus dones para ayudar a otros.

    ResponderEliminar
  5. Cuentame de ese verso. Donde esta? esa palabra sera de bendicion para muuuuchas mujeres.
    Un abrazo tia Gracias por estar aqui!!

    ResponderEliminar